EM

¡A derrotar a Conny Varela y al PNP!

In Celeste Benitez, politica, Puerto Rico on August 3, 2010 at 4:07 pm

Por Celeste Benítez

El próximo domingo, 8 de agosto, los Populares cagüeños tendrán el privilegio de votar en una primaria para elegir al sucesor del finado alcalde Willie Miranda Marín.  Compiten tres candidatos: el contador William (“Willito”) Miranda Torres, el representante José (“Conny”) Varela y el empresario Harry Vega.

Simulacros electorales organizados por estaciones radiales en Caguas le han dado a Willito unas victorias apabullantes frente a Varela, su más cercano rival.  Consciente de su gran desventaja, Conny ha concertado una alianza con el Partido Nuevo Progresista.  Los chanchullos con el archienemigo del Partido Popular serán el beso de muerte de su candidatura.

En realidad se trata de una serie de traiciones perpetradas por un político obsesionado con llegar a ser Alcalde de Caguas, al costo que fuere.  Y lo paradógico de este caso es que esas traiciones, en vez de acercarlo más a su meta, lo alejan de ella, porque revelan el carácter de Conny, quien no posee una certera brújula moral.

La pasquinada de Caguas con el mensaje de “Conny Alcalde”, a sólo 48 horas de la muerte de Willie, fue una ofensa a la memoria de un querido líder y una violación a la tregua electoral decretada por el presidente de su partido, Héctor Ferrer.

La gira por los medios noticiosos que emprendió al día siguiente Conny, negando enfáticamente haber tenido algo que ver con esa pasquinada, constituyó una traición a sí mismo y a su dignidad como ser humano.  En cada visita a estaciones de radio y televisión, Valera invariablemente estallaba en llanto y sollozos incontenibles.

Ese espectáculo se convirtió de inmediato en una inagotable fuente de chistes, una enorme bayoya tropical.  Disminuía la estatura de Conny como político y como persona, y despertaba dudas sobre la sinceridad de unas lágrimas que despedían un irresistible tufo a cocodrilo.

Cuando poco después surgió la posibilidad de que el primogénito de Miranda Marín, Willito Miranda Torres, sucediera a su padre en la Alcaldía, Conny fue el primero de los candidatos que entonces se disputaban el cargo en anunciar que él renunciaba a sus aspiraciones para repaldar a Willito. Los otros dos pretendientes hicieron lo propio, y todo parecía indicar que el problema de la sucesión de Miranda Marín como alcalde estaba resuelto.

Pero el liderato del PPD no contaba con las trampas de Varela.  Contrario a todo lo que había dicho antes, Conny se hizo postular sorpresivamente en la reunión del Comité Municipal del PPD y derrotó a Miranda Torres por cinco votos.  Irregularidades en el proceso llevaron a la Junta de Gobierno del PPD a anular esa votación y a decretar la celebración de la primaria del domingo.

Varela se transformó entonces en la “víctima” de la “maquinaria” del Partido Popular.  Los más incondicionales apologistas del PNP asumieron inmediatamente la defensa del “pobre Conny”, un senador penepeista inició una “investigación” sobre la campaña del PPD en Caguas y Valera fue instalado en el santoral del PNP en todo el País.

Y para que ningún puertorriqueño pueda dudar que existe un contubernio entre Varela y el PNP, esa perezosa tortuga burocrática que es el Departamento de Justicia absolvió  en tiempo récord a Conny de una querella levantada en su contra por ciudadanos privados.  Lo acusaban de utilizar su cargo de legislador para favorecer sus negocios privados, cargos que hubieran requerido una larga y minuciosa investigación.

Sin embargo, en menos de tres semanas, y en vísperas de la primaria del domingo, ¿Justicia?  “absolvió” a Conny de toda culpa.  ¡Qué bueno es tener “amigos” en las altas esferas del PNP!

En el transcurso de la campaña, Conny traicionó una vez más a su antiguo mentor político, Willie Miranda Marín.  Echó sombras sobre contratos del municipio y sobre la solidez de las finanzas municipales bajo la dirección del hombre que siempre lo cargó políticamente.

Esas actuaciones tan desleales provocaron unas declaraciones públicas del Dr. Luis Miranda Torres que reproduzco aquí:

“Con su sorpresiva y desleal movida, el señor Varela (…) evidencia su incapacidad para poner los intereses de la ciudad y del País por encima de sus ambiciones y obsesiones personales.

La memoria de mi padre merece el más absoluto de los respetos.  Quien con sus actuaciones muestra que fue incapaz de aprender de él y de su forma de comportarse como hombre de Estado, no tiene autoridad moral para siquiera mencionarlo.”

Pero lo peor estaba todavía por venir.  Su desesperación ante la derrota que le espera ha llevado a Conny a exhortar a electores del PNP y otras ideologías a votar el domingo en la primaria del Partido Popular, que es una Elección Especial.  En esa Elección Especial sólo podrán participar electores afiliados al PPD, debidamente inscritos conforme a la Ley Electoral,  domiciliados en Caguas y con récord electoral activo en el precinto y unidad donde se presenten a votar.

Ese reclamo de Conny a electores del PNP y otros a que invadan la primaria del PPD para favorecer su candidatura es su más reciente traición al partido que él representa.  Esa incitación a violar la Ley Electoral y los reglamentos aplicables lo pinta de cuerpo entero como un político sin escrúpulos ni lealtades.

Caguas no se merece ser gobernado por un político de esa calaña.  Puerto Rico tiene demasiados Conny Varelas en nuestra vida pública que denigran la actividad política: la cuota se ha sobrepasado por mucho y nuestra paciencia con esa gente se agotó.

Los Populares de Caguas no tienen otra alternativa que darle al País una lección de decencia política: ¡A votar todos por Willito y a derrotar a Conny y al PNP en la primaria del domingo!

%d bloggers like this: