EM

¡Fuera Valera!

In Celeste Benitez, Politics, Puerto Rico on June 16, 2010 at 1:56 pm

Por:  Celeste Benítez

Creía conocer al representante José “Conny” Varela.  El sábado pasado me convencí de que me había equivocado de medio a medio con él.  Lo creía igual a mi amigo, su hermano Pepe, un hombre cabal, serio, leal.  El sábado Conny me demostró que es todo lo contrario.

De hecho, aún antes del pasado sábado, ya Varela había comenzado a dar señales de que estaba hecho de una madera distinta a la de su hermano.  Para aquellos lectores que no están al tanto de las maromas que se ha disparado este personaje, permítanme hacer un breve recuento de los acontecimientos que habré de comentar.

Conny Valera es representante a la Cámara por el distrito 32 de Caguas desde las elecciones de 1996. Cuando temprano en el 2009 el entonces alcalde de Caguas William Miranda Marín informó públicamente que no sería candidato a la reelección en las elecciones de 2012, Valera anunció que estaba interesado en postularse para la alcaldía.

Lo mismo expresó el senador José Luis Dalmau, portavoz de la minoría PPD en el Senado.  El senador Alejandro García Padilla (PPD, Acumulación) se unió posteriormente a sus dos colegas para formar el trío de aspirantes que se disputarían la Alcaldía.

Cuando se produjo la muerte de Willie el pasado viernes 4 de junio, el presidente del Partido Popular, representante Héctor Ferrer, decretó un período de luto institucional para evitar que la pugna por la sucesión desluciera las honras fúnebres que se le tributarían al líder desaparecido.  Todos parecieron aceptar de buen grado tal determinación, en deferencia a los deudos y a los seguidores de Miranda Marín.

Sin embargo, el domingo 6, Caguas amaneció cubierta de pasquines rojos y blancos con el mensaje de “Conny Alcalde”.  En medio del revuelo que esa acción causó, Varela negó vehemente que él tuviera algo que ver con esa pasquinada.  Sin señalar a nadie en particular, sus expresiones sugerían que los autores de la pasquinada podrían haber sido sus “adversarios”.

No conforme con esa desmentida, al día siguiente Conny inició una jira por las principales estaciones de radio y televisión del País para proclamar su inocencia.  En el transcurso de esas comparecencias, el representante invariablemente estallaba en lágrimas y sollozos.  Ese espectáculo se convirtió en la chacota del día, al punto de que  alguien grabó los sollozos y los hizo disponibles como un “ring-tone” para teléfonos móviles.

Poco después se discutió públicamente la posibiidad de que la Asamblea Municipal eligiera a William Miranda Torres, el hijo mayor del alcalde fallecido, para ocupar la silla vacante.  Aún antes de que éste expresara si estaba disponible, o no, para sustituir a su padre, Valera se adelantó a anunciar que si “Willito” era candidato, él retiraba inmediatamente su candidatura.

El anuncio de Conny llevó a Dalmau y a García Padilla a hacer lo propio.  Así, para el miércoles de la semana pasada, el retiro de los tres candidatos le dejaba el camino libre a Miranda Torres para ocupar la Alcaldía de Caguas.  Entonces, el alcalde interino Wilfredo Puig convocó a la Asamblea Municipal para elegir al sustituto de Willie Miranda Marín el sábado 12 de junio.

En el transcurso de esa reunión, contrario a lo que había dicho y reafirmado públicamente, Conny permitió que se le nominara como candidato a Alcalde frente a Miranda Torres, y sorpresivamente lo derrotó por cinco votos.  Tuvo que salir escoltado de la reunión, pues un público enardecido lo despidió afuera a botellazos, con gritos de “¡Traidor!” y otros insultos.

Es una absoluta vergüenza que esto haya sucedido en las filas del Partido Popular.  Las actuaciones de Conny Varela de los últimos días lo descalifican totalmente para ocupar cualquier cargo electivo, y sobre todo lo descalifican para sustituir en la Alcaldía de Caguas a un líder de la estatura y las ejecutorias de William Miranda Marín.

¿Acaso no se avergüenza Varela de haber mentido tan descaradamente cuando negó haber tenido algo que ver con la pasquinada de Caguas?  Al principio yo le creí su versión, pero al verla en el contexto de los hechos que la siguieron, hoy no tengo la menor duda de que fue parte de la planificación perversa de las mentiras y las trampas que produjeron la derrota de Miranda Torres el sábado pasado.

El Partido Popular no puede sentar como Alcalde Popular a un individuo que se ha valido de la traición y del engaño rastrero para sentarse en esa silla.  El Partido Popular no puede condonar una conducta tan antiética y tan detestable como la que ha observado Connie Varela en su ambición enfermiza de convertirse en Alcalde de Caguas.

El Partido Popular no puede sentar a un títere en la silla que honró  Willie Miranda Marín.   ¡Fuera Varela!

15 de mayo de 2010

%d bloggers like this: